Suelos de linóleo: ¿hay alternativas?

El linóleo es una buena opción para los suelos. Es un material natural y duradero, pero para que mantenga un buen aspecto es necesario encerarlo. Frente a esto, ¿sabía que hay alternativas muy prácticas y con más facilidades, como los suelos laminados o de vinilo?

¿El suelo de linóleo le parece muy insulso o industrial para sus proyectos? Pues también en este caso debería tener en cuenta las resistentes opciones de suelos que le ofrecen los laminados o el vinilo.



El vinilo: cálido y suave

El vinilo constituye una alternativa excelente: resistente, hipoalergénico y con propiedades aislantes acústicas. Además, a diferencia del linóleo, que requiere las manos expertas de un profesional, podrá instalar el vinilo usted mismo, ahorrando de paso tiempo y dinero. Asimismo, los suelos de vinilo aportan una sensación realmente cálida y suave y, gracias a su capa superior resistente al agua, tienen un mantenimiento muy fácil.

Suelos laminados: versátiles y resistentes al agua

¿Se ha planteado los suelos laminados como alternativa al linóleo? Descubrirá un sinfín de opciones en materia de color, tamaño de las planchas, ranuras… ¿Sabía que algunos de los suelos laminados actuales son 100 % resistentes al agua? Entre ellos, la colección Impressive Ultra, por ejemplo, no solo resulta extremadamente natural a la vista sino también al resto de sensaciones. Venga y compruébelo usted mismo, ¡se sorprenderá!

Fáciles de instalar y de mantener

Tanto los suelos laminados como los de vinilo ofrecen además otras ventajas adicionales. Son sencillos de instalar, pues cuentan con un sistema de clic fácil de usar, y el mantenimiento es mínimo. ¿A qué está esperando?

¿Quiere saber más? Pruebe el Asesor de suelos de Quick-Step.