Bebé en camino: ¿cómo preparar su casa?

Estos nueve meses antes de que nazca su bebé realmente son muy útiles, porque tendrá que preparar bastantes más cosas que únicamente el cuarto del bebé. De hecho, toda su casa deberá pasar la prueba de estar a la altura de recibir a su recién nacido.



El plato fuerte: el cuarto del bebé

La habitación del bebé tiene que estimular su imaginación, al tiempo que le ofrece un entorno apacible. Tenga presente que la habitación se mantendrá igual en muchas cosas, pero que su hijo crecerá y puede que no le gusten unas paredes en color rosa o azul pastel. Los colores frescos y suaves son la mejor opción, junto con un par de accesorios divertidos que transformen la habitación en el paraíso de un bebé.

Asimismo, es importante elegir el suelo adecuado para la habitación de su bebé. El suelo debe ser fácil de limpiar e hipoalergénico. Además, tiene que tener un tacto suave, para que sus hijos puedan gatear y jugar en él a gusto. Otra característica recomendable es un suelo que reduzca el sonido de los pasos, para que pueda entrar a ver cómo duerme sin hacer ruido.

¿Su casa es a prueba de bebés?

Incluso el bebé más pequeño tiene muchas cosas, que ocupan espacio en todos los rincones de la casa. Tendrá que hacer hueco para los biberones en la cocina, el cambiador en el baño y una cuna o un parque en el salón. Si tiene objetos frágiles, póngalos en un lugar seguro, para cuando su pequeño aventurero empiece a gatear por la casa.

También necesitará preparar el suelo para cuando su hijo empiece a hacer carreras de coches. Resistentes a los arañazos y al agua y fáciles de mantener, los suelos laminados y de vinilo son la mejor opción.

¿Necesita algo de inspiración? Pruebe el Asesor de suelos de Quick-Step.