¿Tiene los pies fríos? ¿Ha pensado en la calefacción por suelo radiante?

La calefacción por suelo radiante es una alternativa cómoda y discreta a la calefacción clásica con radiadores. Lamentablemente, no todos los tipos de suelo son compatibles con esta moderna técnica de calefacción. Quick-Step ofrece varios tipos de suelo que garantizan que tendrá los pies calientes en cualquier estación.

Muchas elecciones que hacer…

¿Prefiere la calefacción por suelo radiante eléctrica o hidrónica? ¿Está construyendo una casa nueva o tan solo renovándola? ¿Está instalando la calefacción directamente bajo el suelo o integrada entre la lámina de hormigón subyacente? Si se opta por la calefacción por suelo radiante, existen diversas opciones con diferentes características técnicas. Y cada opción tiene sus ventajas e inconvenientes. Buscar asesoramiento profesional le ayudará a encontrar el camino entre todas estas opciones.

…incluido el suelo adecuado

No todos los tipos de suelo son adecuados para la calefacción por suelo radiante. Algunos suelos de parquet con un elevado nivel de humedad, por ejemplo, pueden contraerse o dilatarse cuando se utilizan con una calefacción por suelo radiante. Otros suelos pueden ser demasiado gruesos o tener un efecto aislante, bloqueando cualquier transferencia de calor.


Parquet on underfloor heating

Quick-Step al rescate

Cuando se instalan adecuadamente y se utiliza el subsuelo adecuado, prácticamente todos los suelos Quick-Step —incluidos los suelos laminados, de vinilo y la mayoría de los suelos de parquet—, pueden utilizarse conjuntamente con la refrigeración o calefacción por suelo radiante. La colección de vinilo de lujo Livyn de Quick-Step está especialmente indicada, ya que el vinilo es un excelente conductor térmico.

Por tanto, cuando busque el mejor suelo para instalar la calefacción por suelo radiante, Quick-Step es el camino correcto. Estará seguro de obtener un suelo suave, cálido y acogedor que le hará quitarse los zapatos y calcetines y caminar descalzo.