¿Cuál sería el suelo ideal para su casa en alquiler?



¿Cómo elegir el suelo adecuado para una casa o piso que va a poner en alquiler? ¿Qué aspectos y recomendaciones debe tener en cuenta? Hemos estudiado todas las opciones para usted.

Un suelo resistente

El suelo de una casa de alquiler tiene que ser, ante todo, robusto. De este modo, podrá estar seguro de que resistirá a mudanzas y fiestas de inauguración. Asegúrese de elegir un suelo que sea duradero y resistente a los arañazos, y preferiblemente que también sea fácil de mantener. En resumen, un suelo de gran durabilidad, pero que no sea demasiado caro.

Que no pase de moda

Incluso si le encantan los suelos con aspecto de madera reciclada y renovada o de aire desgastado, puede que no sean la opción ideal para una casa en alquiler. No a todo el mundo le gustan estos suelos, y tampoco combinan con cualquier interior. Un suelo que contraste mucho con los muebles puede disuadir a los posibles inquilinos. Además, es mejor elegir un tipo de suelo que nunca pase de moda, como por ejemplo de madera de roble.


¿La solución? ¡Los suelos laminados!

Quick-Step cuenta entre su oferta con una amplia gama de suelos laminados, donde sin duda encontrará un suelo de su gusto. De este modo, podrá estar seguro de que los suelos de su casa en alquiler sean sólidos, resistentes a los arañazos y fáciles de mantener. ¡Tanto usted como sus inquilinos estarán encantados!

¿Los suelos laminados le han conquistado? ¡Pues busque ya el punto de venta más cercano!