La clave para crear un interior escandinavo

El estilo escandinavo, frío y claro, con elementos gráficos y matices de color, está de moda en el diseño de interiores desde hace tiempo y no parece que vaya a desaparecer pronto No nos sorprende. Los tonos básicos fríos y claros inherentes a este estilo crean un lienzo ideal con infinitas variaciones. Si quiere dar un aspecto nórdico a su interior, el primer paso es elegir un suelo claro.

¡Blanco!

El blanco es el color básico ideal para crear un interior escandinavo, tanto en paredes como en suelos. La elección de una base blanca le permite crear un ambiente espacioso y sereno. Un suelo con un matiz claro crea una ilusión óptica de espacio en habitaciones con techos de poca altura. Un ambiente con "aspecto fresco" es típico de las casas de los países del Norte, al tiempo que el interior refleja las preferencias personales del propietario. Al elegir como base los colores claros, podrá colocar sus recuerdos personales y fotografías sin desequilibrar el ambiente.

Parquet Variano de Quick-Step, roble aceitado pintado de blanco

Cuando uno imagina un interior escandinavo, lo primero que le viene a la mente es un suelo de madera blanca, y este es sin duda el mejor punto de partida para dar a su casa ese estilo. Los acabados blancos de los paneles de parquet Variano de Quick-Step están elaborados a base de trozos de madera con objeto de conseguir una base alegre, estilizada y clara. Combinan a la perfección con los diseños clásicos de Arne Jacobsen o Vitra, por nombrar algunos iconos.


Los suelos Impressive de Quick-Step, planchas blancas

Planchas blancas estilizadas, tan cómodas y tan asequibles como los suelos laminados: los acabados blancos de la colección Impressive de Quick-Step combinan lo mejor de ambos. La colección Impressive es conocida por su textura y su aspecto de madera auténtica. Una gran ventaja: este suelo laminado es totalmente impermeable y puede colocarse en zonas húmedas, tales como vestíbulos, baños y cocinas.

Lo mejor de la naturaleza

Con todos los bosques y lagos maravillosos que hay en esta región de Europa no es de extrañar que los escandinavos quieran meter algo de ellos en sus casas. Los materiales naturales también desempeñan un papel clave para conseguirlo. Por ejemplo, un juego de astas, unas ramas enroscadas de manera original o unos cuantos accesorios de madera clara y sin pintar.

Suelos Impressive de Quick-Step, pino natural

Si el blanco claro le resulta muy frío o si prefiere un matiz más cálido, la madera natural es también una buena opción para crear un ambiente escandinavo. Las características naturales de la madera (grietas y nudos) producen un ambiente animado y alegre con un estilo moderno. Después de un estudio muy minucioso, nuestros diseñadores crearon el suelo laminado de pino natural de Quick-Step, que imita perfectamente la madera auténtica. El acabado, inspirado en los pinos suecos, llega hasta las juntas y se ha prensado para que las planchas presenten el aspecto y el tacto de la auténtica madera.


Suelos Impressive de Quick-Step, la madera imitación hormigón gris claro

El acabado laminado gris claro de madera imitación hormigón no sólo crea una base clara sino que además añade una impresión y una textura de madera auténtica. El tono gris claro da más carácter al suelo y ayuda a dar la sensación de habitación espaciosa.

Una explosión de color

Por último, llene su interior de color intenso añadiendo cojines, lámparas y accesorios de diseño de colores y con matices intensos. Los pósteres de arte gráfico o los candeleros de diseño con velas de colores brillantes están de moda en el estilo escandinavo. Precisamente estos detalles son los que hacen que este estilo sea tan único y personal.