Suelos laminados Quick-Step en su cocina

Los suelos laminados Quick-Step son la elección perfecta para su cocina. Después de todo, los suelos laminados son fáciles de limpiar y, gracias a su tratamiento especial Scratch-Guard, son muy resistentes al desgaste y a los arañazos, ofreciendo una protección excelente contra el agua y los productos químicos domésticos.


A prueba de cocinas

La base de los suelos laminados Quick-Step es un panel HDF (panel de fibra de alta densidad) encolado y compactado de manera impermeable. Gracias al ingenioso sistema Uniclic, estos paneles se presionan entre sí de forma muy hermética, por lo que verter accidentalmente un vaso de agua, por ejemplo, no es un problema.

Fácil de limpiar

Es obvio que el suelo Quick-Step que instale en la cocina se tendrá que limpiar con más frecuencia. Pero, gracias a su estructura de superficie sellada, los suelos Quick-Step evitan que el polvo y la suciedad se peguen al suelo. Normalmente, basta con una limpieza en seco con los tejidos de microfibra Quick-Step. Para una limpieza más profunda, también puede utilizar una mopa ligeramente húmeda.

Hasta 10 veces más resistente a los arañazos

La capa superior de los suelos laminados Quick-Step lleva integrada una capa de protección Scratch Guard, para que pueda disfrutar durante muchos muchos años de un suelo bonito y con aspecto natural. Esta capa superior ultra-resistente patentada hace que los suelos laminados Quick-Step sean hasta 10 veces más resistentes a los microarañazos que un suelo sin Scratch Guard.

Ideal para unificar

Aunque no tenga una cocina abierta, es una buena idea extender el suelo de su sala de estar también hasta su cocina. Con la repetición de materiales, proporcionará a su hogar un sentido de unidad y amplitud.

> Encuentre SU SUELO DE ENSUEÑO

Quick-Step Laminate flooring in your kitchen