Motivos por los que se enamorará de los suelos laminados de Quick-Step

Suelos laminados

¿Qué es un suelo laminado?

Un suelo laminado es un suelo formado por varias capas que se acoplan a un panel de fibra de alta densidad (HDF, por sus siglas en inglés) encolado y hermético. Todos los suelos laminados de Quick-Step constan de cuatro capas diferentes:


  1. Una capa superior transparente y resistente al desgaste que ofrece protección contra las manchas, los impactos, los arañazos, las quemaduras y los productos químicos domésticos.

  2. Una capa de diseño: una fotografía de alta resolución de baldosas o maderas reales que se reproduce con técnicas de impresión muy sofisticadas y a la que se le aplica un acabado con resina de melamina.

  3. Un panel HDF que actúa de núcleo extremadamente duradero, estable y resistente a la humedad.

  4. Una capa estabilizadora, que garantiza un panel perfectamente nivelado sin curvas ni inclinaciones siempre que se instale y se conserve correctamente.

Diseños de gran belleza

Instalación fácil y rápida

Calidad y durabilidad

Entre la extensa paleta de colores y estilos, diseños modernos y tradicionales, baldosas y planchas grandes, pequeñas o anchas, le resultará muy sencillo encontrar la solución perfecta para los suelos de sus espacios interiores.

¿Un método fácil y rápido para instalar su suelo laminado? No, no es un sueño. El sólido sistema Uniclic de Quick-Step hace que instalar su suelo sea pan comido, incluso en los rincones más pequeños de una habitación.

Quick-Step se toma muy en serio la protección de sus suelos. Por este motivo, los suelos laminados de Quick-Step cuentan con una garantía a largo plazo (hasta 25 años) y una capa Scratch Guard ultraeficaz que consigue que su suelo laminado sea hasta 10 veces más resistente a los arañazos.

Fácil mantenimiento

Con los suelos laminados de Quick-Step, mantener su suelo limpio y bonito resulta muy sencillo. Si combina la capa de subsuelo adecuada y una instalación flotante, los paneles laminados son perfectamente compatibles con los sistemas de calefacción o refrigeración por suelo radiante.

Hasta diez veces más resistente a los arañazos

La capa superior protectora, que cuenta con la tecnología Scratch Guard patentada, le garantiza que la apariencia natural y atractiva de sus suelos durará años y años. La capa ultrarresistente hace que los suelos laminados de Quick-Step sean hasta 10 veces más resistentes a los microarañazos.

Excelente resistencia a los impactos

En el núcleo de nuestros suelos laminados se encuentra un panel de fibra de alta densidad (HDF) de la mejor calidad. Combinado con la capa superior Scratch Guard, le proporciona a su suelo la mejor protección posible contra los daños causados por la caída de objetos, zapatos de tacón, etc.

¿Ha derramado una bebida? Que no cunda el pánico.

La plancha base encolada y resistente al agua junto con la resistencia a la tracción de los sistemas de clic ofrecen una excelente protección a prueba de salpicaduras contra la humedad superficial.

Sonido macizo para un entorno agradable

Los paneles del núcleo utilizados en los suelos de Quick-Step han sido optimizados para el uso diario y, en combinación con una capa de subsuelo, producen un sonido macizo y agradable.

Sin descoloración

¿Teme cambiar los muebles de sitio porque el suelo ha perdido color? Con los suelos laminados de Quick-Step, podrá recolocarlos todo lo que quiera. Al ser expuestos a niveles normales de luz (solar), nuestros suelos conservan tu tono original año tras año.

Suelos permanentemente antiestáticos

A todos los suelos de Quick-Step se les aplica una superficie antiestática. De este modo, puede olvidarse de las molestas descargas electrostáticas. De hecho, gracias a este tratamiento, su suelo atraerá una cantidad considerablemente inferior de polvo que otros suelos.