5 reglas de oro para tener un suelo resplandeciente


Si quiere lo mejor para su suelo, el parquet es una opción inmejorable. Nada como el aspecto de la madera real, pero, ¿cómo puede asegurarse de que su suelo de ensueño sigue estando perfecto con el paso del tiempo?

Todos los suelos de parquet Quick-Step tienen tres capas de madera maciza y una capa protectora adicional. En función del tipo de suelo que elija, la protección adicional puede estar compuesta por:

  • Siete capas de barniz para garantizar que su suelo sea fácil de limpiar y esté protegido del desgaste, las rayaduras y las manchas.
  • Dos capas de aceite de alta calidad para garantizar un proceso de envejecimiento atractivo y un aspecto extramate y natural.
Su suelo de parquet necesitará poco mantenimiento gracias a su excepcional proceso de producción y la capa protectora adicional. ¡También obtendrá una garantía de por vida! Si sigue las siguientes reglas de oro del mantenimiento, seguirá disfrutando de un suelo perfecto sin ningún tipo de preocupación.


5 reglas de oro para tener un suelo resplandeciente


1. Mantenimiento en seco regular

Para el mantenimiento regular del suelo de parquet, simplemente use un paño de microfibra seco para eliminar todo el polvo y la suciedad. También puede utilizar una aspiradora con una boquilla de succión especial para eliminar el polvo de las ranuras. No limpie nunca su suelo con paños mojados, ya que hacen que el polvo se quede pegado y pueden dejar manchas.


2. Mantenimiento en húmedo ocasional

Después de varias limpiezas en seco, necesitará limpiar su suelo con un paño ligeramente húmedo. Tenga en cuenta que no es necesario limpiar en húmedo el suelo con frecuencia ni emplear un paño demasiado húmedo. En realidad, esto podría dañar su suelo de parquet. Añada un tapón del producto de limpieza (preferiblemente, Quick-Step Clean) a 5 litros de agua, moje un paño de microfibra y elimine bien el exceso de humedad: el paño debería estar solo ligeramente húmedo. Limpie el suelo y séquelo con un paño seco. ¡No vierta nunca un cubo de agua y solución de limpieza en el suelo!


3. Elimine las manchas lo antes posible

Si hay derramamientos accidentales, marcas en el suelo o un desastre provocado por niños, no se preocupe. Intente eliminar las manchas con un paño de microfibra seco y un poco de producto Quick-Step Clean tan pronto como sea posible. Si no lo consigue a la primera, use un paño húmedo con Quick-Step Clean. Retire con cuidado los residuos de agua del suelo y no utilice otros productos, ya que podrían dañarlo.


4. Cuidado extra para los suelos aceitados

Para ocultar los microarañazos y mantener su suelo de parquet aceitado resplandeciente para siempre, añada un par de tapones de Quick-Step Oil Care cada 4 limpiezas en húmedo. Disuelva entre 2 y 4 tapones en 5 litros de agua y realice una limpieza en húmedo normal. Enjuague el paño de microfibra con regularidad. Podrá volver a andar sobre el suelo cuando esté seco. Si su parquet aceitado está muy dañado o está perdiendo el brillo, puede aplicarle un tratamiento excepcional con aceite de mantenimiento Quick-Step en el color adecuado.


5. Comprobación de la humedad

La humedad del aire adecuada es un factor importante en la vida útil de su suelo de parquet. El aire húmedo y cálido hace que las planchas del parquet se hinchen, mientras que el aire frío y seco hace que encojan. El nivel de humedad idóneo se encuentra entre el 40 % y el 60 %, por lo que debe comprobar el higrómetro de su hogar con regularidad e instalar un humidificador, un purificador de aire o un deshumidificador, si es necesario.


Consulte aquí nuestros vídeos y consejos de mantenimiento >



5 reglas de oro para tener un suelo resplandeciente

Top