CINCO CONSEJOS PARA QUE SU HOGAR SEA AGRADABLE Y CÁLIDO

El verano ya se ha ido definitivamente. Los días son más cortos y, sobre todo, más fríos. Probablemente ya ha sacado su ropa de invierno, pero ¿cómo puede mantener el interior de su hogar agradable y cálido sin subir la calefacción varios grados? Aquí tiene cinco útiles consejos.

Aísle su hogar

El mayor enemigo de un hogar cálido es el aire frío. Pruebe a cerrar tantos huecos cerca de ventanas y puertas como le sea posible. Si no es un apasionado del viejo perro salchicha tapa-rendijas, siempre puede optar por juntas de estanqueidad de goma para puertas. Normalmente son fáciles de instalar y no dejan marcas en su suelo. Las cortinas también son altamente efectivas a la hora de detener el frío, pero déjelas abiertas durante el día para que el sol otoñal entre y caliente la habitación.

¡Cocine (y coma)!

El otoño es la temporada perfecta para hacer guisos y comidas en el horno. Los deliciosos aromas harán que su hogar tenga un toque agradable y cálido. Los guisos y las comidas en el horno también son ricos en calorías, así que harán que su cuerpo entre en calor rápidamente. Dejar la puerta del horno abierta tras cocinar aumentará la temperatura en su cocina o comedor. Si derrama algo en el suelo mientras cocina, no se preocupe: limpie inmediatamente con un trapo húmedo cualquier líquido y siempre puede deshacerse con normalidad de las manchas con un trapo seco.

Visite nuestro tablón de Pinterest para inspiración en la cocina.



Abrazos para entrar en calor

Por muy extraño que pueda sonar, en una noche fría a menudo es conveniente quitarse algunas capas de ropa y acurrucarse en el sofá con su cónyuge, niños o, incluso, mascota. Nada emite más calor natural que otro cuerpo. Añade una manta suave para una comodidad máxima.

Mover su cuerpo le aporta calor

Si no hay otro cuerpo alrededor, caliéntese moviendo su propio cuerpo: baile, saque su esterilla de yoga o súbase a su bicicleta estática. Con nuestros suelos Quick-Step duraderos y resistentes a rayaduras, puede ejercitarse tanto como quiera en invierno sin ningún tipo de preocupaciones. Sus niños podrán juguetear todo lo que quieran sin que nadie tenga que preocuparse por el suelo.

Póngase cómodo

Ante todo, el calor es una sensación. Al hacer que el interior de su hogar sea agradable y cálido, también hará que usted sienta más calor. Puede utilizar velas, alfombras o cojines, pero los matices de colores también influyen bastante. Las tonalidades de rojo, amarillo, naranja o granate harán que la temperatura de su habitación aumente.

Suelo laminado Impressive de Quick-Step, planchas quemadas, sala de estar
Artículos relacionados
31/10/2013
10/10/2013