El efecto del color en sus interiores: el naranja


El color con el que pinte el interior dice mucho sobre usted. Además, algunos colores tienen un gran impacto en el ambiente que transmite una habitación. Por lo tanto, es buena idea pensarlo bien antes de empezar a pintar con un tono en concreto. Más adelante encontrará nuestro informe sobre los efectos que tiene el color más relacionado con el otoño: el naranja.


Cálido y pasional

El naranja es un color maravilloso con el que pintar interiores. Es llamativo, cálido y una fuente de energía. Un interior de color naranja es positivo, alegre y fascinante. Además, hay numerosos tonos de naranja, cada uno de los cuales tiene su propia personalidad. Esto significa que podrá encontrar la tonalidad naranja perfecta para cada habitación. El naranja brillante es extravagante y representa la calidez y la comodidad. Cuanto más roja sea la tonalidad, más energía y pasión se respirará en una habitación.

Claro y romántico

El naranja puede transmitir alegría y a la vez crear un ambiente tranquilo y elegante. Un tono más claro de naranja hará que el ambiente sea más plácido, tranquilo y romántico. Una tonalidad de naranja que tienda más hacia el amarillo claro transmite elegancia y sofisticación, además de que un tono más claro hace que una habitación parezca más grande.

Los accesorios naranjas aportan calidez y estilo a los interiores modernos. Como, por ejemplo, los cuadros, las cortinas y las alfombras. Sin embargo, un colorido cojín o jarrón también pueden aportar un importante toque de color sin costar una fortuna.


Tendencias de Halloween

Cuando las hojas caen en octubre, el mundo se tiñe de tonos ocres y marrones, y la gente suele incorporar el naranja a sus salones y cocinas. Una tendencia muy popular durante esta época consiste en decorar la casa con varias calabazas u otros elementos naranjas característicos de Halloween. En nuestro país, Halloween ha ido ganando popularidad con los años y cada vez se ven más decoraciones naranjas típicas en las casas.


Combinaciones con otros colores

Una de las ventajas del naranja es que es fácil de combinar con colores neutros como el beige y distintos tonos de blanco hueso o marrón tierra. Sin duda, esta paleta creará un ambiente tranquilo y apacible en su casa. El naranja y el amarillo aportan un efecto vivo y colorido, mientras que la combinación de naranja con gris o blanco darán un toque de elegancia a la habitación.

También se puede conseguir un bonito efecto en interiores en los que predominan los azules o verdes al incluir distintos elementos naranjas. Pero cuidado. El contraste de colores puede crear tensión y agresividad en el interior. Combinar varios tonos de naranja brillante también puede resultar demasiado chillón y visualmente molesto. Una alternativa más viable es mezclar un tono cálido y luminoso de naranja con un tono neutro y sutil de otro color.

Top