¿PREPARADOS PARA LA PRIMAVERA?

Para la naturaleza, la primavera es un nuevo comienzo y en algunas culturas incluso es ahora cuando se celebra el Año Nuevo. Todo ello significa estar listos para empezar de nuevo, tanto en lo físico como en lo espiritual. Y la casa no podía ser menos: sentirse bien en el hogar tiene una gran influencia en el bienestar y en el estado de ánimo. Por tanto, es hora de salir de la pesadumbre invernal y dejar que corran aires nuevos por nuestro interiorismo. ¡Adiós, invierno! ¡Bienvenida, primavera, tanto fuera como dentro!

En cuanto aparecen las primeras flores, a uno le bulle la sangre por ponerse en marcha. Tanto a nivel físico como mental, nos vienen una sensación y una actitud diferentes, en las que las palabras clave son alegría y energía. Quizás aún hace demasiado frío para la terraza, pero podemos ir comenzando por lo primero: nosotros mismos y nuestra casa.

 

UN COMIENZO FRESCO

La primavera no solo es un nuevo comienzo para la naturaleza, sino que también para nosotros es una ocasión de hacer borrón y cuenta nueva. Tras una temporada llena de festividades y comidas familiares (con sus correspondientes kilos en la báscula) y también de días oscuros y fríos y de catarros, ahora es cuando el año arranca de verdad. Los gimnasios y centros de fitness vuelven a estar llenos, se leen con avidez reportajes sobre la operación bikini definitiva y en la nevera hay un montón de ingredientes para ensaladas y batidos saludables. En resumen, toca la cura de primavera. ¿Y por qué no también en nuestro interiorismo?

 

SENSACIÓN PRIMAVERAL NATURAL CON MADERA

En los cortos y fríos días de invierno, anhelamos sobre todo un ambiente hogareño y un entorno cálido y familiar. Con la primavera, llegan nuevos vientos que nos ayudan a dar expresión a toda nuestra vitalidad y esto se percibe incluso en la decoración de la vivienda. Se guardan las mantas de lana y su lugar lo ocupan coloridas colchas, el sofá tiene un nuevo aire tras cambiar las fundas de los cojines, colocamos alguna vela de aroma y de color...

Pero también puede ser el momento de un cambio más significativo, que puede hacer maravillas. ¿Que le apetece dar al aspecto y la sensación de su hogar un toque de mayor categoría? Pues incorpore tonos terrosos y oscuros y tejidos suntuosos como el terciopelo o el velvetón. Los amantes del sol en casa pueden optar por un interiorismo colorista. Tomemos, por ejemplo, el estilo Memphis, una tendencia en la que atrevidas tonalidades y llamativas formas hacen florecer los espacios de una manera singular. ¡Cree un interior que responda plenamente a sus deseos y su personalidad! Verá cómo así se siente más en su hogar que nunca.

Las pequeñas modificaciones ya implican dar un toque de nueva temporada a una vivienda, pero en combinación con la madera esto se potencia muchísimo más. Literalmente, podemos traernos adentro la sensación de estar en el exterior. Para ello, como no es de extrañar, conviene comenzar por la propia base del interiorismo: el suelo.
 
       


ELEGIR EL SUELO PERFECTO

El suelo puede suponer el éxito o el fracaso de un ambiente. Toda la decoración y el amueblado se sostienen sobre él, en todos los sentidos posibles. Sólo con la base correcta podemos lograr que el conjunto encaje. Por tanto, comencemos por el principio. Pero, ¿qué suelo va con su interior? Difícil pregunta, ante la que estamos encantados de ayudarle. 

Funcionalidad: madera real o de imitación

El parquet sigue siendo lo más de lo más: el olor de la madera, el tacto de las nervaduras, la garantía de calidad suprema... Es una sensación visceral, una especie de amor nostálgico a primera vista, lo que decanta a mucha gente por la opción de la madera real. Los suelos de madera maciza son una elección de peso, naturalmente, pero no siempre la más práctica. El parquet multicapa de Quick-Step constituye la alternativa perfecta: 100 % madera pero estabilidad extrema. En particular, la estructura de las planchas (varias capas de madera maciza con una capa de soporte de pino o pícea) evita que el suelo se deforme o se arquee cuando hay cambios en el grado de humedad. Lo que no cambia en absoluto es la calidad, gracias a la autenticidad y el saber hacer que hay detrás de este producto.

No obstante, los suelos de imitación son también una posibilidad fantástica, al ofrecer hoy en día un realismo sin igual. Así, se combinan a la perfección el aspecto y la sensación de la madera o piedra auténticas con todas las ventajas del laminado y el vinilo. Quien desee un suelo preparado para las agresiones y que además sea resistente al agua, tiene de sobra donde elegir en ambas categorías. 

Estética: grande o pequeño

Cada estancia de una casa es diferente y presenta una gran cantidad de factores a tener en cuenta. Por ello, el formato y la colocación de las planchas constituyen una decisión importante, al tener un gran impacto en la sensación del espacio.

¿Quiere que una sala estrecha y larga parezca más ancha? Coloque entonces las planchas a lo ancho, no a lo largo. Si las coloca en vertical, creará sensación de profundidad. Las planchas cortas van de maravilla en una habitación pequeña. Como para cubrir la superficie se usa una mayor cantidad de planchas individuales, se crea la sensación de mayor amplitud. Las planchas que presentan numerosos tonos y colores combinan a la perfección en espacios pequeños, mientras que en otros más grandes pueden dar impresión de saturación.

Si la sala es muy grande, no dude en optar por planchas extra anchas y extra largas. Aportarán al interiorismo una sensación de lujo y, además, permiten que diseños como los de estilo desgastado expresen lo mejor de sí.

 

¿LISTOS PARA LA NUEVA TEMPORADA?

El suelo es un importante fundamento del interiorismo. Pero elegir no es fácil. Por ello, Quick-Step ha desarrollado la herramienta FloorExplorer: en tres sencillos pasos tendrá toda una gama de estilos de suelos e interiores que van con su personalidad y sus gustos.