Manos a la obra: cinco razones por las que ha aplazado
sus planes de reforma durante demasiado tiempo
 


Los temidos proyectos de reforma… ¿Es usted de esas personas que los pospone una y otra vez? Siempre hay algo más importante que hacer, ¿verdad? ¡Pues no! Se acabó la dejadez: aquí llegan nuestros consejos para comenzar a trabajar en la reforma. Lea estas cinco razones por las que debería ponerse manos a la obra cuanto antes, ¡ya nos dará las gracias!

N.º 1: Cuanto antes lo haga, más dinero ahorrará

Como todos sabemos, las reformas nos duelen en el bolsillo. Puede que esta sea una de las razones por las que no se anima a comenzarlas, ¿a que sí? Sin embargo, debe saber que si sigue dejándolo para otra ocasión, la reforma se encarecerá cada vez más. Es el momento de ponerse las pilas, ya que si comienza con los preparativos y a buscar información con antelación, podrá elegir entre un amplio abanico de proveedores y albañiles. Cuanto más espere, mayor será la probabilidad de que los mejores proveedores (o los más baratos) no estén disponibles.

Y si con esto no le convencemos, debe saber que esta no es la única ventaja monetaria. Si está pensando en pedir un préstamo para financiar su reforma, este es un buen momento para conseguir un buen acuerdo. Parece que en estos momentos las condiciones resultan interesantes, pero volverán a ser lo que eran. Si espera unos meses, puede que las condiciones no sean tan favorables y su proyecto acabe saliendo más caro.

N.º 2: La reforma hará que se sienta como en una casa nueva

¡Borrón y cuenta nueva en su hogar! La reforma de su casa puede suponer el nuevo comienzo con el que tanto ha soñado. Es su oportunidad de despedirse para siempre de esa cocina tan pequeña y anticuada, o del suelo desgastado del comedor y de dar la bienvenida al diseño de interior que siempre quiso o al suelo de sus sueños. Una reforma supone la oportunidad irrepetible para comenzar de cero y hacer las cosas como usted prefiera. No tiene por qué remodelar toda su casa para sentirse como en una casa nueva. Solo con reformar las estancias en las que pase más tiempo, como la cocina o el salón, la casa entera parecerá nueva.

Tómese esta reforma como si fuera una mudanza a una casa nueva, pero sin empaquetar docenas de cajas, contratar un camión de mudanza y solicitar el cambio de dirección a una lista interminable de empresas.

N.º 3: La reforma revalorizará su casa

Todo lo que gaste en su casa, es un dinero bien invertido. Una reforma es, básicamente, una mejora de su hogar, y esta mejora aumentará el valor de su inmueble en la mayoría de los casos. Aunque no tenga planes de vender su casa, siempre viene bien saber que está bien cotizada, ¡nunca se sabe! Si tiene en mente hacer reformas, piense en el potencial que tiene su casa y averigüe cómo puede sacarle el máximo partido. Haga una lista de los puntos fuertes y débiles de su hogar y optimícelos. Amplíe las habitaciones si es posible o cree habitaciones adicionales más pequeñas dividiendo habitaciones grandes. Aumente la luminosidad sustituyendo su suelo antiguo y oscuro por otro que tenga un color más claro. Un suelo nuevo puede transformar toda la estancia y crear una atmósfera completamente distinta. ¿Siente curiosidad por descubrir lo que puede hacer un suelo nuevo en una estancia? Cargue una foto en RoomViewer y vea el resultado de su habitación con distintos suelos.

Descubra RoomViewer >

N.º 4: Se acabaron los momentos de vergüenza con las visitas

Seamos claros: no está bien invitar a seis amigos para ver un partido si en su salón cabe usted, su pareja y su gato. ¿Y qué me dice de la cena tan elaborada que quería preparar para toda su familia? Puede que con su cocina, equipada en 1979 y al borde del colapso, la ambición le ciegue y acabe provocando un incendio. 

Diga adiós a tantos momentos para el olvido y hágase un favor a usted y a sus visitas. Cree un espacio en el que le encante estar. Imagínese descansando en un espacioso salón, donde haya sitio para todos los invitados que quiera para ver la televisión. Imagínese cocinando platos exquisitos en una preciosa cocina o comiendo en un entorno acogedor que causará sensación entre sus invitados. Eso sí, la única desventaja es que tendrá que acostumbrarse a recibir más visitas.

N.º 5: El cambio de su estilo de vida

Tómese un instante para recordar el momento en que se mudó a su casa actual. O intente recordar cuál fue su última reforma. Menudo viaje en el tiempo, ¿verdad? Ahora piense en todas las cosas que han cambiado en su vida desde entonces. ¿Cuántos miembros se han unido a la familia? ¿Qué le parece un suelo de vinilo suave y agradable para la habitación del recién nacido? ¿Y desde cuándo no usa la sala de ejercicios que tanto quería hace 15 años? O, ahora que los niños se han independizado, aproveche e instale el suelo de madera dura que siempre quiso.

A medida que el tiempo avanza, su estilo de vida cambia, al igual que sus necesidades y prioridades. Las cosas que antes parecían importantes ahora carecen de sentido y viceversa. Por todo esto, le animamos a que se decida de una vez por todas a comenzar la reforma para que su casa vuelva a recuperar todo el potencial que tenía cuando le entregaron las llaves. Se merece un hogar adaptado a su estilo de vida, a cada miembro de su familia y a las cosas que más le importan en la actualidad.

Artículos relacionados
24/10/2017
02/06/2017
Top