Consejos para suelos en espacios abiertos

Los espacios abiertos acentúan la impresión de amplitud en cualquier vivienda. Sin embargo, al combinar diversas estancias en un único espacio abierto, debe tener en cuenta varios puntos a la hora de elegir el suelo adecuado.



Convivencia

El legendario arquitecto Frank Lloyd Wright fue uno de los primeros en adoptar un concepto de espacio abierto en viviendas. Sus ideas se centraban en convertir la cocina en un punto central en torno al cual se desplegase la vida cotidiana familiar.

En los últimos veinte años, cada vez más viviendas reformadas y de nueva construcción han combinado con éxito diversas estancias en un único diseño abierto. Cocinar, comer o incluso ver la televisión en el sofá se convierten en actividades hogareñas compartidas por toda la familia. Los espacios abiertos favorecen la convivencia, además de añadir una sensación de amplitud en el hogar.



Mantener la coherencia

La regla número uno en materia de suelos para espacios abiertos es utilizar el menor número posible de tipos de suelos diferentes. Intente no mezclar en una misma estancia tipos distintos, como el parquet y el vinilo, ya que esto la dividiría en trozos más pequeños, eliminando así la impresión de amplitud.

Solamente se podría plantear una transición de suelo cuando haya una apertura lo suficientemente estrecha que lleve a otra estancia. En cualquier caso, debería evitar las transiciones y bandas de transición muy visibles y contrastantes.

Un suelo para todo

Las cocinas, los salones y los comedores exigen diferentes requisitos a los suelos. Al optar por un espacio abierto, deberá tenerlos todos en cuenta y elegir un tipo de suelo que reúna las especificaciones adecuadas. Piense en factores como la sensación, la confortabilidad o la durabilidad y la resistencia al desgaste cuando elija ese fantástico suelo para culminar su diseño de espacio abierto y crear el hogar acogedor de sus sueños. ¿Necesita algo de inspiración? ¡Eche un vistazo al Asesor de suelos de Quick-Step!