¿Está buscando calidad? Pues no deje de comprobar estos tres criterios para el parquet.

La elección de un nuevo suelo es una inversión importante. Por tanto, le interesa tomar desde el principio la decisión adecuada. A continuación tiene tres criterios de calidad fundamentales a la hora de seleccionar el parquet.


1 – ¿Qué tipo de capa de acabado tiene?

La guinda del pastel es lo primero que salta a la vista, y esto también sucede con los suelos de alta calidad. Asegúrese de empezar mirando el tipo de capa de acabado que quiere para sus suelos. ¿Le ofrece una resistencia al desgaste óptima para garantizar que su suelo dure muchos años? Los parquets de Quick-Step, por ejemplo, están tratados con un mínimo de siete capas de barniz al agua sometidas a un curado UV, que protegen los suelos frente al degaste, manchas y arañazos. Por su parte, los parquets aceitados de Quick-Step cuentan con dos capas de aceite modificado de calidad, que crean un resultado auténtico y, lo que es más importante, duradero.

2 – ¿El suelo garantiza una estabilidad óptima?

La estabilidad de un suelo depende en gran medida de la calidad de la materia prima utilizada para su fabricación. Intente averiguar si el proceso de fabricación de la madera garantiza un índice de humedad óptimo en todo momento. Si es el caso, tendrá un suelo estable y duradero.


3 – ¿Qué dicen los detalles sobre la calidad del suelo?

Carácter auténtico, texturas finas, estructuras hermosas… Puede aprender mucho sobre la calidad de un parquet observando el cuidado y la atención del fabricante en los detalles finales. Mire bien y no se conforme con lo que no sea bueno.

Los suelos bonitos deben estar hechos para durar. Por eso, en Quick-Step no solo los parquets sino también los rodapiés a juego y los perfiles cuentan con una garantía de por vida. Encuentre el suelo de sus sueños gracias al Asesor de suelos de Quick-Step.