¿Un suelo de parquet aceitado o barnizado?

A menudo, un suelo de parquet marca la diferencia entre una casa y un hogar. Pero, ¿cómo mantenerlo en buen estado? ¿Es mejor aceitarlo o barnizarlo? Independientemente de su elección, Quick-Step le ayudará con ambas opciones.

Aceite natural

El aceite satura el parquet: penetra en los poros de la madera y lo protege desde el interior. Con ello, la madera adquiere un aspecto natural. La madera de su suelo Quick-Step está tratada con dos capas de aceite modificado, que le permite envejecer de forma hermosa, al tiempo que conserva su aspecto auténtico y extra mate.

Si opta por el aceite, al ser un producto natural, estará decantándose por una solución más respetuosa con el medio ambiente. Además, podrá arreglar fácilmente arañazos o hendiduras, sin olvidar que los suelos aceitados son fáciles de mantener. Sin embargo, existe un pero: la suciedad y las manchas pueden acabar llegando a la madera. ¿La solución? ¡Dé a su parquet el mantenimiento que se merece!


Barniz: la primera línea de defensa

Una capa de barniz sobre la superficie del parquet cierra los poros de la madera. Si elige un barniz mate, tendrá un suelo con un aspecto suave, similar al de la madera aceitada.

Los parquets barnizados de Quick-Step están tratados con un mínimo de siete capas de barniz al agua sometido a un secado UV. Gracias a su máxima protección frente al desgaste, los arañazos y las manchas, mantener su parquet en buen estado es pan comido. Si, a pesar de todo, ha descubierto un arañazo, acuda a un profesional para su reparación.